lunes, 30 de junio de 2014

Restauración esfera C. Coppel.

Os presento una restauración de la esfera de un Reloj C. Coppel que se encontraba dañada.
La restauración ha sido realizada por una alumna del Curso Reparador de Relojes 2014
Espero que os gusten las fotos. 

Estudio la esfera del reloj. Está esmaltada artesanalmente, en blanco el fondo y en negro los números y el detalle chemín de fer.
La marca “C.Coppel” no está esmaltada como el resto de la esfera, debió marcarse con tinta y se ha borrado por el  paso de los años.
Posiblemente la esfera se marcó una vez terminado el trabajo de esmaltado de los números, utilizando un tampón y tinta.

Para restaurar la esfera y conseguir el mejor parecido a como estaba antes, he decidido utilizar también tinta. Tinta china que aplico con pincel, rotring fino de 0,5 y plumilla para los retoques.
Inicio del trabajo tomando medidas y referencias. Una primera capa de tinta china,  retocando una vez que se ha secado y potenciando el color para asemejar a cómo estaba antes en una segunda capa.


Trabajando en la esfera.
Para poder afinar, trabajo con lupa de relojero. Hay que cuidar hasta el más mínimo detalle de la tipología de cada letra y conseguir un trabajo de calidad.

Este es un reloj especial… 
Los relojes comienza a formar parte de nuestra vida, se convierte en objetos vivos, pasando de padres a hijos, generación tras generación  guardando montones de historias… 
Curso Reparador de Relojes 2014

lunes, 16 de junio de 2014

Tiempo de cambio.

   Al entrar en contacto con la relojería no sabía lo que me iba a encontrar. No sabía si iba a ser bueno o malo, era para mí un gran cambio ya que mis primeros contactos no fueron muy buenos.
   Cuando me regalaron mi primer reloj a una temprana edad me encanto, era mi primer reloj. Al poco tiempo se quedo sin pila, me aconsejo mi madre que lo llevara a la papelería de debajo de mi casa, a cambiar la pila. Cuando lo lleve y me la cambiaron, se me rompió a las horas y eso me marco demasiado ya que me habían roto mi primer reloj y me dije a mi mismo que no me compraría ningún reloj mas.
   A los años, después de estudiar joyería, entre en las filas de un gran almacen, era para mí un nuevo comienzo, un nuevo mundo. Cuando entre me mandaron a videojuegos, después de un tiempo y llegar a llevar el departamento, me propusieron subir a un nivel superior, me iban a mandar a joyería y relojería. Pensaba que joyería era muy bueno ya que era lo que había estudiado, pero relojería nunca lo había visto.
   Empezó un tiempo de cambios para mí. Cuando llegue me dejaron en relojería cuyo mundo nunca lo había visto, empecé a recopilar y a mirar información de relojes, cuando la información  que mis compañeros que me proporcionaron me parecía poco, empecé a hablar con el relojero que teníamos, encontrándome a un gran amigo y compañero.
    Día tras día me fue enseñando un mundo de precisión y elegancia, pudiendo a su vez, ayudarme a ser un gran vendedor, porque todo lo que él me enseñaba lo aplicaba a la venta, llegando a vender sin ningún problema y expresándome con soltura y buenos conocimientos, relojes de cuarzo o automáticos de cualquier característica o complicación, llegando a tener una cartera de clientes fieles y apasionado de este mundo.
    Poco después por motivos de recortes de personal me quede en el paro y me apunte a varios cursos entre ellos relojería. Cuando me llamaron para realizarlo no podía creerlo, iba a poder reparar, restaurar, limpiar, es decir devolver la vida a un reloj.
    Cuando conocí a mi profesor de relojería, no podía creerlo se auto llamo apasionado o mejor dicho con sus palabras, friki de la relojería. Día a día me ha enseñado a ver la relojería de otro punto de vista no como vendedor o cliente si no como relojero, aunque me queda un largo camino por delante lo recorreré con ganas y pasión. 
José Manuel Marrupe Pinto.
Alumno Curso Reparador de Relojes 2014

jueves, 12 de junio de 2014

Un futuro por delante.

En el año 2003 tenía que tomar una decisión, prepararme para ser joyera o relojera. Personas de mi entorno me aconsejaron que me preparara para el mundo de la joyería porque tenía más futuro que la relojería. En aquel momento hubo una pregunta que me hizo una persona muy querida y se me quedo grabada:
¿Tú has visto, últimamente, una relojería a secas?
Mi respuesta fue que muy pocas, pues la gran mayoría de los rótulos ponen joyería y relojería. Así que decidí ser joyera.
A lo largo de mi vida he visto muchos relojes, pues mi padre es un enamorado de esas máquinas que miden el tiempo y que tan necesarias son en nuestro día a día. Él fue quien me enseño a leer la hora y a cuidar tanto los relojes que puedo decir que todavía guardo mis flik flak de cuando tenía cinco años como si fueran nuevos. 
Once años han pasado desde que tome mi decisión y he trabajado vendiendo joyería pero también relojería. Realmente no he sabido mucho de los relojes que vendía, más que lo que leía de cada uno de ellos y lo poco que la firma nos preparaba para vender el producto.
Pero la oportunidad se me ha presentado hace tan solo unos meses cuando recibí un mensaje en mi móvil para realizar un curso de Reparador de Relojes. Esta oportunidad pensé que solo se me podía dar una vez en mi vida.
Hemos empezado tomando contacto con la relojería gruesa y cada día me siento en la mesa y me encuentro un puzle lleno de ruedas, palancas, levas, grupillas, tornillos… todo pequeñísimo.


Cuando no logro que me salgan las cosas pienso que en un futuro inventaré un reloj al que le quitaré todas esas piezas que no me encajan y de alguna manera mi máquina funcionará de la misma manera. Cuando se me pasa pido ayuda a los que saben y me explican con mucha paciencia cuál es el problema, aunque a veces soy yo quien los saca de sus casillas y pienso que me inventarían ellos ese reloj que yo tengo en mente para que los deje tranquilos.
La relojería está haciendo que me sienta muy grande y muy pequeña. Es un mundo lleno de complicaciones y simplezas, más o menos como la vida. 
Me queda un largo camino en el que aprender pero espero que dentro de unos años pueda decir que no hay reloj que se me resista. Con cada nuevo concepto quiero saber más pues siento envidia cuando escucho a los expertos que máquinas merecen la pena y cuáles no y, por tanto, mantienen una conversación a cerca de modelos y marcas en el que yo me pierdo por completo.
Patricia Fernández Cebrian
Alumna Curso Reparador de Relojes 2014
https://www.facebook.com/search/results.php?q=Patricia+Fernandez+Cebrian&init=public#!/patricia.fernandezcebrian

miércoles, 19 de febrero de 2014

Segunda edición del Curso Reparador de Relojes

Ya está a punto de comenzar la segunda edición del Curso Reparador de Relojes.
Para las empresas que os puedan interesar aquí tenéis esta iniciativa de la escuela.

domingo, 11 de marzo de 2012

Empieza una nueva etapa en la relojería.


Se han puesto en marcha una serie de herramientas para que este proyecto vea la luz y este blog es una de ellas.

Esperamos seguimiento y apoyo para que esto funcione.

Un saludo a todos.

Páginas vistas en total